Frases célebres de Aristóteles y su biografía

Hoy voy a hablar de Aristóteles, uno de los mayores filósofos de todos los tiempos. Como no podía ser de otra forma te traigo su biografía y además sus mejores frases. Espero que os gusten.

Biografía de Aristóteles

Nacido en Estagira en el año 384 a.C fue junto a Sócrates y Platón uno de los grandes filósofos de la historia.

Su padre era el médico del Abuelo de Alejandro Magno, de ahí que se crea que sus primeros estudios fueron sobre medicina. Perdió a sus padres con pocos años, y fue adoptado por Proxeno, al que mostraría su gratitud años después ayudando a su hijo.

Frases de Aristóteles
Frases de Aristóteles

A los 16 años fue enviado a la academia de Platón, con quien se cree no tuvo una buena relación personal. A la postre, Aristóteles fundaría con posterioridad su propio pensamiento filosófico basado en la crítica al de Platón.

Cuando contaba con 36 años, se mudó a Axos, en donde se dedicaría a la enseñanza y a la escritura. Se casó dos veces, fruto de estos matrimonios nacieron una hija y un hijo respectivamente.

En el 345 se trasladó a Mitilene en donde se dedicó al estudio de la biología. Dos años más tarde fue contratado por Filipo II de Macedonia para que se hiciera cargo de la educación de su hijo, quien al parecer no se dejó influenciar en gran medida por el pensador.

Acusado de impiedad en el 323 se exilió a la isla de Chalcis, donde murió un año más tarde.

Toda su obra, escondida en una caja, fue pasando de mano en mano sufriendo menoscabos en este viaje. En el año 60 A.C Andrónico Rodas el último responsable del liceo procedió a su edición definitiva. Con la caída del Imperio Romano sus obras desaparecieron, hasta que Averroes las recuperó.

Su extensa obra abarca temas tan dispares como la biología, la metafísica, la física o la retórica. Aunque si se conservan algunas de sus obras destinadas al liceo, sus obras en forma de diálogo destinadas al público en general se han perdido.

Frases de Aristóteles

La memoria es el escriba del alma.

Una persona valiente es aquella que hace frente a cosas temibles como debe y guiado por la razón, por el bien de lo que es noble.

Los que saben, hacen. Los que entienden, enseñan.

Un buen estilo debe tener un aire de novedad y al mismo tiempo ocultar su arte.

Los que aman en exceso también odia en exceso.

El mal une a los hombres.

Propiedad privada de uso comun
Propiedad privada de uso comun

Los hombres malos están llenos de arrepentimiento.

El que nunca ha aprendido a obedecer no puede ser un buen comandante.

El que ha superado sus miedos será verdaderamente libre.

El buen estilo debe ser, ante todo, claro.

Los hombres están más influidos por el temor que por la reverencia.

El final de la labor es ganar tiempo libre.

Si una forma es mejor que otra, ten seguro que es la forma natural.

El carácter puede casi ser llamado el medio más eficaz de persuasión.

Todos los trabajos pagados absorben y degradan la mente.

El coraje es la primera de las cualidades humanas porque es la cualidad que garantiza las otras.

El amor se compone e un alma habitando dos cuerpos.

Nadie ama al hombre a quien teme.

Todos los hombres por naturaleza desean el conocimiento.

La amistad es esencialmente una asociación.

Desear ser amigos es un trabajo rápido, pero la amistad es una fruta de maduración lenta.

El alma es aquello por lo que vivimos, sentimos y pensamos.

Nos volvemos valientes al hacer actos valientes.

Los hombres malos obedecen desde el miedo, los buenos desde el amor.

Aristóteles y el exclavo de la naturaleza
Aristóteles y el exclavo de la naturaleza

Una gran ciudad no se debe confundir con una muy poblada.

Los grandes hombres son siempre de una naturaleza originalmente melancólica.

El hombre sabio no se expone a si mismo sin necesidad al peligro, ya que hay pocas cosas por las que se preocupa lo suficiente; pero esta dispuesto, en las grandes crisis, a dar incluso su vida, sabiendo que bajo ciertas circunstancias no merece la pena vivir.

Un estado es gobernado mejor por un hombre bueno que por unas buenas leyes.

Adquirimos una cualidad particular al actuar de una forma particular.

Los hombres sabios hablan porque tienen algo que decir, los necios hablan porque tienen que decir algo.

La única señal exclusiva de conocimiento profundo es el poder de enseñar.

Si quieres entender cualquier cosa, observa su comienzo y desarrollo.

En una democracia los pobres tendrán más poder que los ricos, porque hay más de ellos, y la voluntad de la mayoría es suprema.

El sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice.

El secreto del humor es la sorpresa.

La felicidad depende de nosotros mismos.

La educación es la mejor provisión para la vejez.

La belleza personal es una recomendación más grande que cualquier otra carta de referencia.

Aristóteles y sus frases
Aristóteles y sus frases

Nos deberíamos comportar con nuestros amigos como nos gustaría que ellos se comportasen con nosotros.

Es durante nuestros momentos más oscuros cuando tenemos que centrarnos para ver la luz.

La educación es un ornamento en la prosperidad y un refugio en la adversidad.

La virtud de los justos consiste en la moderación, regulada por la sabiduría.

Todo aquel que se complace en la soledad es o una bestia salvaje o un dios.

Sin virtud el hombre es más profano, salvaje y peor en lo que respecta al sexo y la comida.

Las raíces de la educación son amargas, pero sus frutos son dulces.

Los débiles están siempre ansiosos por la justicia y la igualdad. Los fuertes no prestan atención a ninguna.

En la pobreza y otras desgracias de la vida, los verdaderos amigos son un refugio seguro.

Cualquier persona puede enojarse, pero hacer eso a la persona adecuada, en la medida correcta, en el momento adecuado, con el motivo correcto, y en la forma correcta, eso no es para todos, ni es fácil.

En su mejor momento el hombre es el más noble de todos los animales; separado de la ley y la justicia es el peor.

Para escribir bien, exprésate como una persona común, pero piensa como un hombre sabio.

Hacemos la guerra para poder vivir en paz.

Todas las acciones humanas tienen una o más de estas siete causas: azar, naturaleza, compulsiones, hábito, razón, pasión, deseo.

Nunca harás nada en este mundo sin coraje. Es la mayor cualidad de una mente junto al honor.

El que es incapaz de vivir en sociedad o el que no tiene necesidad porque tiene suficiente consigo mismo, debe ser o una bestia o un dios.

La felicidad es el significado y propósito de la vida, la meta general y final de la existencia humana.

Aristóteles y hombres malos y buenos
Aristóteles y hombres malos y buenos

El legislador debería volcar toda su atención en la educación de los jóvenes.

En todas las cosas de la naturaleza hay algo maravilloso.

Conocerte a ti mismo es el comienzo de toda sabiduría.

Un verdadero amigo es un alma en dos cuerpos.

La dignidad no consiste en poseer honores, sino en merecerlos .

Los que educan a los niños deben ser más honorados que los que los producen; porque estos solo les dan vida, aquellos el arte de vivir.

Es imposible, o no es fácil, alterar por el argumento lo que ha sido largamente absorbido por el hábito.

Las virtudes más valiosas son aquellas que son las más útiles para los demás.

La meta del arte no es representar la apariencia exterior de las cosas, sino su significancia interior.

Homero enseñó a todos los otros poetas el arte de decir mentiras hábilmente.

La piedad nos demanda honrar la verdad por encima de nuestros amigos.

A pesar de que las leyes hayan sido escritas, no deberían ser inalterables.

No hay un gran genio sin una mezcla de locura.

Toda virtud se resume en tratar justamente.

La paciencia es amarga, pero su fruto es dulce.

Educar la mente sin educar el corazón no es educación en absoluto.

La felicidad es la cualidad del alma, no una función de las circunstancias materiales de uno.

Cualquier persona puede enfadarse, eso es fácil, pero enfadarse con la persona correcta, en el grado adecuado, en el momento correcto, con el propósito correcto y de la forma correcta, eso no esta en poder de todos y no es fácil.

Aristóteles y la piedad
Aristóteles y la piedad

Las madres son más cariñosas con sus hijos que los padres porque están más seguras de que son suyos.

La ciencia matemática particularmente exhibe orden, simetría y limitaciones; todas esas son las más grandes formas de la belleza.

Un amigo de todos es un amigo de nadie.

Las desgracias muestran a aquellos que no son realmente amigos.

La energía de la mente es la esencia de la vida.

De todas las variedades de las virtudes, el liberalismo es el más amado.

Las repúblicas declinan en democracias y las democracias degeneran en despotismos.

Nadie nota un poco de maldad, pero cuando aumenta, golpea justo en el ojo.

El aprendizaje no es un juego de niños; no podemos aprender sin dolor.

El hombre ideal soporta los accidentes de la vida con dignidad y gracia, tomando lo mejor de las circunstancias.

La ventaja que sacarás de la filosofía será hacer sin que te lo manden, lo que otros harán por temor a las leyes.

La ley es razón libre de pasión.

El sufrimiento se vuelve hermoso cuando alguien soporta grandes calamidades con alegría, no a través de la insensibilidad sino a través de la grandeza de la mente.

El coraje es la madre de todas las virtudes porque sin el no puedes ejecutar las otras de forma constante.

Aquello que tenemos poder de hacer, está en nuestro deber a veces no hacerlo.

Las imposibilidades probables son preferibles a las posibilidades improbables.

La excelencia es un arte ganado por el entrenamiento y la habituación. No actuamos correctamente porque tenemos virtud o excelencia, las tenemos porque hemos actuado correctamente. Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, por tanto, no es un acto, sino un hábito.

Percibir es sufrir.

La calidad no es un acto, es un hábito.

El todo es más que la suma de sus partes.

Los educados difieren de los no educados tanto como los vivos de los muertos.

Es la marca de una mente educada ser capaz de entretener un pensamiento sin aceptarlo.

La poseía es más fina y más filosófica que la historia; porque la poesía expresa lo universal, y la historia solo lo particular.

El placer en el trabajo pone la perfección en el trabajo.

De la disciplina llega la libertad.

El antídoto para cincuenta enemigos es un amigo.

Los buenos hábitos marcados en la juventud marcan toda la diferencia.

La meta de los sabios no es asegurar el placer, sino evitar el dolor.

El alma nunca piensa sin una imagen.

El hombre es por naturaleza un animal político.

La felicidad pertenece a los autosuficientes.

Para evitar las críticas no digas nada, no hagas nada, no seas nada.

Es el más rápido el que consigue la paga, y es el más rápido el que consigue tener relaciones.

La poseía es más fina y más filosófica que

El cambio en todas las cosas es dulce.

La pobreza es el padre de la revolución y el crimen.

Los muchos son menos incorruptibles que los pocos, de la misma forma en que un mar de agua es menos corruptible que un poco.

El miedo es dolor creciendo de la anticipación del mal.

Es la marca de una mente educada ser capaz de entretener un pensamiento sin aceptarlo.

La democracia es cuando los indigentes, y no a los hombres de propiedad, son los gobernantes.

La naturaleza no hace nada en vano.

Allá donde tus talentos se cruzan con las necesidades del mundo, allí recibirás tu llamado.

La belleza del alma resplandece cuando un hombre soporta con serenidad una pesada desgracia tras otra, no porque no las sienta, sino porque es un hombre de temperamento alto y heroico.

El que va a ser un buen gobernante, debe haber sido gobernado primero.

La democracia pregona que aquellos que son iguales en un aspecto son iguales en todos los demás. Porque los hombres son igualmente libres todos.

La menor desviación de la verdad será multiplicada más tarde.

La esperanza es un sueño despierto.

Cuento como más valiente al que supera sus deseos que al que supera a sus enemigos.

No es suficiente con ganar una guerra; es más importante organizar la paz.

Se el primero en dejar un mensaje

Deja un mensaje

Tu dirección de correo no será publicada.


*