Biografía y frases célebres de Groucho Marx

Hoy vamos a hablar sobre uno de los mayores génios del humor, el gran Gruocho Marx. De el tenéis a continuación su biografía y una colección de las mejores frases que se le atribuyen.

Biografía de Groucho Marx

En la historia del espectáculo han existido personajes icónicos por su gracia, carisma y sobre todo ingenio. Es por ello, que Gorucho Marx se encuentra en ese privilegiado grupo de artistas contemporáneos. Sin duda algún, estos hombres junto a sus hermanos hicieron magia en el teatro, la televisión y el cine. Ya que, sus obras marcaron un antes y un después en el género de la comedia, llegando a ser reconocido por la Academia.

En pocas palabras, fue un hombre sumamente talentoso que llego a la comedia para hacer historia y lo logró.

Foto de Groucho Marx

Foto de Groucho Marx

Primeros pasos

Un 2 de octubre del año 1980 nace en la ciudad de New York, un hombre llamado Julius Henry Marx. Este sería llamado y recordado más tarde por su nombre artístico, definido como Groucho Marx. Su crianza se daría en el seno de una familia amorosa, la cual habría emigrado desde Alemania y se radico en Estados Unidos. Su madre lo educo junto a sus otros 3 hermanos en la música, enseñándole a usar diversos instrumentos.

Con tan solo 15 años, tiene su debut como cantante, pero no lo tomaría como una carrera sino como un pasatiempo. Ya que, un tiempo después junto a sus hermanos se dispone actuar en vodevil, participando en pequeños musicales. Posteriormente crearía una comedia con sus hermanos llamada Tabs show, con la cual recorrieron varias ciudades del país.

Finalmente logran radicarse en Broadway, participando en una obra musical llamada “I’ll shay she is”.

Ascenso en el cine y recaída en el teatro

Luego de su debut en las tablas, este hombre se vio bastante complicado con la gran depresión vivida en Wall Street. Por consiguiente, se vio en la necesidad de empezar a trabajar como profesor. Sin embargo, poco tiempo después lo dejaría para dedicarse a un proyecto conseguido con la productora Paramount. La cual, le ofreció un contrato por 75mil dólares para que participara en una película llamada “Los cuatro cocos”.

Posteriormente participaría en producciones como El conflicto de los Marx, Pistoleros de agua dulce y Sopa de ganso. Luego se les dio la oportunidad d trabajar con MGM y grabaron Una noche en la Opera, Los hermanos Marx en el oeste, entre otras.

Con el pasar del tiempo el actor realizo una gran cantidad de películas, pero en un momento sintió que estaba estancado. Por lo tanto, decidió crear un nuevo personaje para participar en una obra llamada Twentirh Century, la cual fue un fracaso rotundo.

Nuevos caminos

Luego de haber cerrado su etapa en el cine y haber tenido un último traspiés en las tablas, decidió buscar nuevos caminos. Lo cual, le llevo a la radio donde intento participar, pero no tuvo éxito alguno. De aquí regresó temporalmente al cine, pero con su personaje característico y cosecho algunos éxitos.

Finalmente, el trabajar con sus hermanos llega a su fin, ya que decidieron emprender caminos por separado. De ese modo, se dedica a participar en algunos programas de televisión y consigue brillar como lo hacía en sus comienzos. Siendo esta su última etapa antes de retirare por completo del mundo espectáculo.

Algo curioso es que la academia decidió premiarlo por su amplia trayectoria en el cine, donde participo en 18 producciones. De todas ellas, 14 fueron junto a sus hermanos y el resto fueron en solitario.

Muerte

La vida de este reconocido hombre finaliza un 19 de agosto del año 1977 en los Ángeles, California. Donde quedaron sus tres hijos, los cuales había tenido durante 3 matrimonios previos.

Su vida personaje fue una historia en si misma que provoca leerla una y otra vez por todos los contrastes que maneja. Sin embargo. Lo más llamativo es como consiguió lograr sus sueños a punta de trabajo, esfuerzo y dedicación.

Frases de Groucho Marx

Inteligencia militar son dos términos contradictorios.

O él ha muerto o se ha parado mi reloj.

¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?

Fuera del perro, un libro es probablemente el mejor amigo del hombre, y dentro del perro probablemente está demasiado oscuro para leer.

No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo.

Durante mis años formativos en el colchón, me entregué a profundas cavilaciones sobre el problema del insomnio. Al comprender que pronto no quedarían ovejas que contar para todos, intento el experimento de contar porciones de oveja en lugar del animal entero.

Una mañana me desperté y maté a un elefante en pijama. Me pregunto cómo pudo ponerse mi pijama.

¿Me lavaría un par de calcetines? Es mi forma de decirle que la amo, nada más.

Partiendo de la nada hemos alcanzado las más altas cotas de miseria.

He tenido una noche absolutamente maravillosa. Pero no ha sido ésta.

Sólo lo barato resulta caro.

Si sigues cumpliendo años, acabarás muriéndote. Besos, Groucho.

El secreto de la vida es la honestidad y el juego limpio, si puedes simular eso, lo has conseguido.

No mire ahora, pero en esta habitación sobre alguien… y me parece que es usted.

Hace tiempo conviví casi dos años con una mujer hasta descubrir que sus gustos eran exactamente como los míos: los dos estábamos locos por las chicas.

Cualquiera que diga que puede ver a través de las mujeres se está perdiendo un montón de cosas.

Supongo que había que inventar las camas de agua. Ofrecen la posibilidad de beber algo a media noche sin peligro de pisar al gato.

¿No es usted la señorita Smith, hija del banquero multimillonario Smith? ¿No? Perdone, por un momento pensé que me había enamorado de usted.

Soy tan viejo que recuerdo a Doris Day antes de que fuera virgen.

Un hombre siempre tiene los pies en el suelo… hasta que lo cuelguen.

¡Cavar trincheras! ¡Con nuestros hombres cayendo como moscas! No tenemos tiempo para cavar trincheras. Las tendremos que comprar prefabricadas.

Recuerdo perfectamente la primera vez que disfruté del sexo. Todavía conservo el recibo.

¡Oh! Nunca podré olvidar el día que me casé con aquella mujer… Me tiraron píldoras vitamínicas en vez de arroz.

He disfrutado mucho con esta obra de teatro, especialmente en el descanso.

Si eres capaz de hablar sin parar, al final te saldrá algo gracioso, brillante e inteligente.

Conozco a centenares de maridos que serían felices de volver al hogar sino hubiese una esposa esperándoles. Quiten a las esposas del matrimonio y no habrá ningún divorcio.

Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro.

Sólo hay una forma de saber si un hombre es honesto: preguntárselo. Y si responde sí, entonces sabes que está corrupto.

La próxima vez que lo vea, recuérdeme no saludarlo.

Citadme diciendo que me han citado mal.

Bebo para hacer interesantes a las demás personas.

¿Por qué y cómo ha llegado usted a tener veinte hijos en su matrimonio? – Amo a mi marido. – A mí también me gusta mucho mi puro, pero de vez en cuando me lo saco de la boca.

Lo malo del amor es que muchos lo confunden con la gastritis y, cuando se han curado de la indisposición, se encuentran con que se han casado.

El otro día me encontré con dos leones y los sometí… Los sometí a una serie de ruegos y llantos.

¿Por qué debería preocuparme por la posteridad? ¿Qué ha hecho la posteridad por mí?

¿Qué por qué estaba yo con esa mujer? Porque me recuerda a ti. De hecho, me recuerda a ti mas que tú.

Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente.

La justicia militar es a la justicia lo que la música militar es a la música.

Humor es posiblemente una palabra; la uso constantemente. Estoy loco por ella y algún día averiguaré su significado.

Las mujeres son muy útiles, sobre todo por la noche y, con frecuencia, durante el día.

Soldado: “General, ¿no se da cuenta de que estamos disparando a nuestros hombres?”,General Groucho: “Tome un Dolar y guarde el secreto”.

Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros.

Mi madre adoraba a los niños. Hubiera dado cualquier cosa por que yo lo fuera.

No reírse de nada es de tontos, reírse de todo es de estúpidos.

Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte.

Si las mujeres se vistieran para los hombres, las tiendas no venderían demasiado. A lo sumo un par de anteojos de sol cada tanto tiempo.

Recuerde, señor, que estamos luchando por el honor de esta mujer, probablemente mucho más de lo que ella nunca hizo por sí misma.

¿Quiere usted casarse conmigo? ¿Es usted rica? Conteste primero a la segunda pregunta.

Supongo que había que inventar las camas de agua. Ofrecen la posibilidad de beber algo a media noche sin peligro de pisar al gato

No piense mal de mí, señorita, mi interés por usted es puramente sexual.

Hasta luego, cariño… ¡Caramba!, la cuenta de la cena es carísima… ¡Es un escándalo!… ¡Yo que tú no la pagaría!

Desde el momento en que cogí su libro me caí al suelo rodando de risa. Algún día espero leerlo.

No estoy seguro de cómo me convertí en comediante o actor cómico. Tal vez no lo sea. En cualquier caso me he ganado la vida muy bien durante una serie de años haciéndome pasar por uno de ellos.

Estuve tan ocupado escribiendo la crítica que nunca pude sentarme a leer el libro.

Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna.

Estar en un barco es como estar en una cárcel con posibilidad de ahogarse.

Parad el mundo que me bajo.

Cásate conmigo y nunca más miraré a otro caballo.

Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota. Pero no se deje engañar. Es realmente un idiota.

Es usted la mujer más bella que he visto en mi vida, lo cual no dice mucho en su favor.

Todo lo que soy se lo debo a mi bisabuelo, el viejo Cyrus Tecumseh Flywheel. Si aún viviera, el mundo entero hablaría de él. ¿Que por qué? Por que si estuviera vivo tendría ciento cuarenta años.

Siempre salgo con dos mujeres. Detesto que las chicas vuelvan a casa solas.

Nunca pertenecería a un club que admitiera como socio a alguien como yo.

Sólo un hombre de cada mil es un líder de hombres, los otros 999 siguen a las mujeres.

El verdadero amor sólo se presenta una vez en la vida… y luego ya no hay quien se lo quite de encima.

Debo confesar que nací a una edad muy temprana.

La política no hace extraños compañeros de cama. El matrimonio sí.

Bob, ya sabes que yo en ti sólo tengo confianza… y muy poca.

El matrimonio es una gran institución. Por supuesto, si te gusta vivir en una institución.

Jamás olvido una cara, pero en su caso, estaré encantado de hacer una excepción.

Nunca voy a ver películas donde el pecho del héroe es mayor que el de la heroína.

Humphrey Bogart vino la otra noche a casa y acabó completamente borracho, algo por otra parte, bastante normal en él. Cuando va cocido es un pelmazo, pero la verdad es que no mejora mucho cuando está sobrio.

Todavía no sé qué me vas a preguntar, pero me opongo.

¡Hay tantas cosas en la vida más importantes que el dinero… ¡pero cuestan tanto!

¿Pagar la cuenta? ¡Qué costumbre tan absurda!

Oiga, mozo, ¿y no sería más fácil que en lugar de intentar meter mi baúl en el camarote, metiera mi camarote dentro del baúl?

Tengo la intención de vivir para siempre, o morir en el intento.

Uno para todos y todos para mí, yo para vosotros y tres para cinco, y seis para veinte…

¡Brindemos por nuestras novias y nuestras esposas!… ¡Que no se encuentren nunca!

Siempre me casó un juez: debí haber exigido un jurado.

Durante los ocho años que llevamos juntos Zsa-Zsa [la perrita de Groucho] y yo nunca nos hemos peleado. ¡Oh! Alguna vez me ha mordido. Pero, cuando lo hace, le devuelvo el mordisco. Hay que enseñarle quien manda en casa.

Detrás de cada gran hombre hay una gran mujer. Detrás de ella, está su esposa.

Cuando muera quiero que me incineren y que el diez por ciento de mis cenizas sean vertidas sobre mi empresario.

Yo me he esforzado para llegar de la nada a la pobreza extrema.

Una cita a ciegas puede convertirse en un cerdo con sombrero y un bolso de mujer.

Hace muchos años vine a este país sin una moneda de cinco centavos en el bolsillo. Hoy […] tengo una moneda de cinco centavos en el bolsillo.

Yo no soy vegetariano, pero como animales que sí lo son.

Todo el mundo debe creer en algo, yo creo que voy a seguir bebiendo, discúlpenme.

Hoy no tengo tiempo para almorzar. Traiga la cuenta.

La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.

Es una tontería mirar debajo de la cama. Si tu mujer tiene una visita, lo más probable es que la esconda en el armario. Conozco a un hombre que se encontró con tanta gente en el armario que tuvo que divorciarse únicamente para conseguir donde colgar la ropa.

En las fiestas no te sientes jamás, puede sentarse a tu lado alguien que no te guste.

Señorita… envíeme un ramo de rosas rojas y escriba “Te quiero” al dorso de la cuenta.

Claro que lo entiendo. Incluso un niño de cinco años podría entenderlo. ¡Que me traigan un niño de cinco años!

¿A quién va usted a creer, a mí o a sus propios ojos?

¿Me deja su chaqueta, señor Marx? -Sí, que la tengan lista para el jueves. (En un guardarropa)

¿Servicio de habitaciones? Póngame una habitación más grande.

¿Qué haría si pudiera volver a vivir toda su vida? Probar más posiciones.

Disculpen si les llamo caballeros, pero es que no les conozco muy bien.

Se el primero en comentar

Comentar

Tu correo no será publicado.


*