Los mejores proverbios de siempre

Hemos recopilado los mejores proverbios de todo tipo, desde chinos, pasando por españoles, cortos , largos y más tipos de ellos.

Los hemos dividido por categorías para que te sea más fácil encontrar los que buscas. Además hemos creado también algunas imágenes con los proverbios que más nos han gustado para que puedas compartirlos con tus amistades en las redes sociales, whatsapp, etc. Entre refranes y proverbios podemos aprender grandes lecciones en la vida.

¡Que los disfrutes!

Proverbios chinos

Anhela algo por suficiente tiempo,y ya no lo querrás.
Siempre queda algo de fragancia en la mano que da rosas.
No temas avanzar lentamente, teme detenerte.
Aquel que pregunta es un tonto por cinco minutos, pero el que no pregunta permanece tonto por siempre.
Todos los hombres son sabios; unos antes, los otros, después.
Cuando te inunde una enorme alegría, no prometas nada a nadie. Cuando te domine un gran enojo, no contestes ninguna carta.
La mentira produce flores, pero no frutos.
Las buenas fuentes se conocen en las grandes sequías; los buenos amigos, en las épocas desgraciadas.
El sabio convive con la gente sin criticar, el necio critica sin convivir.
Detrás de un hombre capaz hay siempre otro hombre capaz.
Nada falta en los funerales de los ricos, salvo alguien que sienta su muerte.
El sabio no dice lo que sabe, y el necio no sabe lo que dice.
Si quieres que reine la paz en el mundo debes tener paz en tu hogar; y para que la paz reine en tu hogar, debes primero vivirla en tu corazón.
Si tu problema tiene solución, ¿por qué te preocupas? Y si no la tiene. ¿por qué te preocupas?
La tinta más pobre de color vale más que la mejor memoria.

Proverbio chino de lucha en la vida

Proverbio chino de lucha en la vida

Cuando de cada ocho marineros siete son timoneles, el navío termina yéndose a pique.
Me juzgaba desgraciado por la falta de zapatos, hasta que vi a un hombre que no tenía pies.
La puerta mejor cerrada es aquella que puede dejarse abierta.
El perro en la perrera se rasca las pulgas; el perro que caza no las siente.
No siempre el mejor camino es el más corto.
Quien pisa con suavidad va lejos.
Cuando el dinero habla, la verdad calla.
Si eres paciente en un momento de ira, escaparás a cien días de tristeza.
Nada sienta mejor al cuerpo que el crecimiento espiritual.
No rompas el silencio si no es para mejorarlo.
Aquel a quien amamos no tiene defectos; si le odiáramos, carecería de virtudes.
Si haces planes para un año, siembra arroz. Si los haces por dos, planta árboles. Si los haces para toda la vida, educa a una persona.
Haz lo que haces.
Que los pájaros de la preocupación y la inquietud vuelen sobre tu cabeza no lo puedes evitar; pero que aniden en tu pelo si lo puedes prevenir.
El que sabe que es un loco no está muy loco.
Jamás se desvía uno tan lejos como cuando cree conocer el camino.
A veces los buenos nadadores se ahogan, y los mejores jinetes caen del caballo.
El que estudia diez años en la oscuridad será universalmente conocido cuando quiera.
Gobierna tu casa y sabrás cuánto cuesta la leña y el arroz; cria a tus hijos, y sabrás cuánto debes a tus padres.
La pobreza hace ladrones y el amor poetas.
Disfruta hoy, es más tarde de lo que crees.
El hombre sabio instruye sin utilizar las palabras.
Una alegría esparce cien pesares.
El que sacrifica su conciencia a la ambición quema una pintura para obtener las cenizas.
Un hombre tiene la edad de la mujer a la que ama.
La esperanza es como el azúcar en el té. Aunque es muy poca, todo lo endulza.
Es mejor encender una vela, por pequeña que sea, que maldecir las tinieblas.
Antes de iniciar la labor de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu propia casa.
Si no quieres que nadie se entere, no lo hagas.
Un granuja es suave como el algodon; un estúpido es duro como el hierro.
La sabiduría consiste en saber que se sabe lo que se sabe y saber que no se sabe lo que no se sabe.
El bien que hicimos la víspera es el que nos trae la felicidad por la mañana.
Decídmelo y lo olvidaré, enseñádmelo y lo recordaré, implicadme y lo entenderé, apartaos y actuaré.
El que quiere hacer el bien de los demás, ha hecho ya el suyo.
Le dije al almendro que me hablara de Dios y comenzó a florecer.
El hombre que no sabe sonreír no debe abrir la tienda.
Si el cuerpo es derecho, no importa que la sombra sea torcida.
La barca pasa, pero el río queda.
Cuando el dedo señala a la luna el imbécil mira el dedo.
A fin de que seas mejor, purifícate todos los días.
Si te caes siete veces, levántate ocho.

Proverbio bonito

Proverbio bonito

Hay un tiempo para ir de pesca y otro para secar las redes.
El más excelso conquistador es el que vence al enemigo sin descargar ningún golpe.
Las lágrimas de los buenos no caen por tierra, al contrario van al cielo, al seno de la divinidad.
Cuanto más grande es el caos, más cerca está la solución.
La gloria no estriba en no fracasar nunca sino en levantarse cada vez que caigas.
Un libro cerrado no es más que un rimero de papel. Probervio chino.
Una buena fuente se conoce en la sequía y un buen amigo en la adversidad.
El buen general sabe vencer, pero también sabe no abusar de su victoria.
Hay tres cosas que nunca vuelven atras: la palabra pronunciada, la flecha lanzada y la oportunidad perdida.
La violencia es el refugio de las mentes pequeñas.
No son las malas hierbas las que matan el trigo sino la negligencia del agricultor.
El corazón humano es difícil de palpar, como la molleja del pato es difícil de pelar.
Más difícil que abrir una tienda para comerciar es mantenerla abierta.
Si te sientas en el camino, ponte de frente a lo que aún has de andar y de espaldas a lo ya andado.

Proverbios españoles y latinos

Las palabras se las lleva el viento, lo escrito permanece.
No te ensañes con el vencido, pues puedes correr su suerte.
Donde hay duda hay libertad.
Cuando se desahoga el sentimiento, la pena es menos.
La necesidad es la madre de las invenciones.
El que hoy te compra con su adulación mañana te venderá con su traición.
Todos estamos hechos del mismo barro, pero no del mismo molde.
La fe no tiene miedo.
Bueno es tener amigos, aunque sea en el infierno.
Siempre que puedas, mantente cerca de los que tienen buena suerte.
Para el bien, la acción es más que la intención; para el mal la intención es más que la acción.
El fuego de la leña verde proporciona más humo que calor.
El otoño de lo bello, es bello.

Haz lo que haces
La amistad termina donde la desconfianza empieza.
El bien y el mal andan revueltos en un costal.
Un hombre demasiado ocupado para cuidar de su salud es como un mecánico demasiado ocupado como para cuidar sus herramientas.
Guárdame de aquel en quien tengo puesta mi confianza, que de quien desconfío, me guardaré solo.
Al que reparte y comparte, le toca la mejor parte.
Los pecados de la juventud se pagan en la vejez.

Proverbios rusos

Estar en ayunas no mata, pero la glotonería sí.
Aún el león se defiende de las moscas.
Se pasa tantas veces cerca del cementerio que al final se cae dentro.
Hay quienes pasan por el bosque y no ven leña para el fuego.
El corazón de un niño: espera lo que desea.
El paso de la vida, no es atravesar una llanura.
Espera lo mejor y prepárate para lo peor.
El mismo martillo que rompe el cristal forja el acero.
Caer está permitido. ¡Levantarse es obligatorio!.
Si te cansas de un amigo, préstale dinero.
Añorar el pasado es correr tras el viento.
Al comprar una casa piensa en el vecino que adquirirás con ella.
No se muere dos veces si no se escapa de la muerte una vez.
El ser humano es bueno cuando hace mejores a los otros.
Reza, pero no dejes de remar hacia la orilla.
Dios da las nueces, pero no las parte.

Proverbios cortos y bonitos

Quien vive sin disciplina, muere sin honor. Proverbio Irlandés
La sal no dice de sí misma que es salada. Proverbio africano.
Todo lo que vivimos es digno de ser vivido. Proverbio Zen
No hay árbol que el viento no haya sacudido. Proverbio hindú
Una verdad a medias, es una mentira completa. Proverbio judío
La nieve no rompe las ramas del sauce. Proverbio japonés
La respuesta más rápida es la acción. Proverbio americano
El que quiera ser líder debe ser puente. Proverbio galés
El amor y la tos no pueden ocultarse. Proverbio italiano

Proverbios cortos
El árbol no niega su sombra ni al leñador. Proverbio hindú
Un arma es un enemigo para su dueño. Proverbio turco
Las palabras son las hojas, los actos son los frutos. Proverbio inglés
El que nada duda, nada sabe. Proverbio griego
Dios habla una lengua extranjera. Proverbio africano
No hay madre como la de uno mismo. Proverbio africano
Piensa mucho, habla poco, escribe menos. Proverbio japonés
Si tú entiendes, las cosas son como son; si tú no entiendes, las cosas son tal como son. Proverbio zen
Dios da, nunca vende. Proverbio africano
La mitad de la alegría reside en hablar de ella. Proverbio Persa
La oscuridad reina a los pies del faro. Proverbio japonés
No hay ausente sin culpa, ni presente sin disculpa. Proverbio francés
Si vas a creer todo lo que lees, mejor no leas. Proverbio japonés
Poca hiel corrompe mucha miel. Proverbio persa
Según se prepara la cama, así se duerme. Proverbio judío
Un solo dedo no puede atrapar un piojo. Proverbio africano
Quien tiene miedo tiene desgracia. Proverbio Turco
Una pizca de discreción vale más que un manojo de conocimiento. Proverbio Italiano
Más vale que los dientes no riñan con la lengua. Proverbio africano
El habla es plata; el silencio es oro. Proverbio alemán
La lluvia no se queda en el cielo. Proverbio finlandés
Los árboles más viejos dan los frutos más dulces. Proverbio alemán
Cuando se es rico, siempre se baila bien. Proverbio africano
Se te caes siete veces, levántate ocho. Proverbio oriental

Haz el bien

Proverbios árabes

Locura es dar consejos a un enemigo; pero más locura todavía es tomarlos de él.
Los ojos no sirven de nada a un cerebro ciego.
Si tienes un amigo, visítalo con frecuencia pues las malas hierbas y las espinas invaden el camino por donde nadie pasa.
La generosidad consiste en dar antes de que se nos pida.
Se puede vivir sin un hermano, pero no sin un amigo.
Los mejores compañeros en las horas desocupadas son los buenos libros.
Haz el bien y olvídalo.
Castiga a los que te envidian haciéndoles el bien.
Cuatro cosas hay que nunca vuelven más: una bala disparada, una palabra hablada, un tiempo pasado y una ocasión desaprovechada.
La contemplación del vicio es vicio.
Un benefactor es el que me hace bien, incluso aunque haga mal a todo el mundo.
Si tienes mucho, da tus bienes; si tienes poco, da tu corazón.
La sabiduría no se traspasa, se aprende.
Tu secreto debe pasar a ser parte de tu sangre.
La verdadera mezquita es la que se construye en el fondo del alma.
No abras los labios si no estás seguro de lo que vas a decir, es más hermoso el silencio.
El paraíso está en el regazo de una madre.
Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo.
Si un negocio te abruma por el principio, comiénzalo por el fin.
Quien se empeña en pegarle una pedrada a la luna no lo conseguirá, pero terminará sabiendo manejar la honda.
Libros, caminos y días dan al hombre sabiduría.
La verdad que daña es mejor que la mentira que alegra.
La crueldad es la fuerza de los cobardes.
Quien no entiende una mirada, no entiende una larga explicación.
Al perro que tiene dinero se le llama señor perro.
Trabaja como si tuvieras que vivir siempre, y come como si tuvieras que morirte mañana.
La primera vez que me engañes, será culpa tuya; la segunda vez, la culpa será mía.
La vista de un amigo, refresca como el rocío de la mañana.
Si en una noche negra una hormiga negra sube por una negra pared, Dios la está viendo.

Proverbios y refranes

Proverbios y refranes

Del árbol del silencio pende el fruto de la seguridad.
La herida causada por una lanza puede curar, pero la causada por la lengua es incurable.
Atiende más a la mirada del sabio que al discurso del necio.
La humildad es el hilo con el que se encadena la gloria.
Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio: no lo digas.
La humanidad se divide en tres clases: los inamovibles, los móviles y los que se mueven.

Proverbios populares

El carcelero es un prisionero más.
El ojo no lleva carga, pero sabe cuánta puede soportar la cabeza.
El amor que se alimenta de regalos siempre tiene hambre.
Un mal pequeño es un gran bien.
Cuando dos elefantes riñen la que se lamenta es la hierba.
No hay mañana que deje de convertirse en ayer.
Cuanto más grande la cabeza, más fuerte la jaqueca.
La escalera ha de barrerse empezando por arriba.
Mira a las estrellas, pero no te olvides de encender la lumbre en el hogar.
Piensa mucho, habla poco, escribe menos.
La persona que no comete nunca una tontería, nunca hará nada interesante.
Con la primera copa el hombre bebe vino; con la segunda el vino bebe vino, y con la tercera, el vino bebe al hombre.
Muchas personas son como los relojes: indican una hora y tocan otra.
Cuando uno no sabe bailar, dice que el suelo está húmedo.

¿Estás triste o conoces a alguien que lo está? Si es así te recomendamos las mejores frases tristes.


El fondo del corazón está más lejos que el fin del mundo.
El victorioso tiene muchos amigos. El vencido, buenos amigos.
Mal acabará quien pretenda adentrarse en el futuro, ignorando lo que sucedió en el pasado, porque entonces no vivirá el presente.
El que busca un amigo sin defectos se queda sin amigos.
Hay una gran fuerza escondida en una dulce orden.
Ninguna buena historia se gasta, por muchas veces que se cuente.
Repara tu trineo en el verano, y tu carreta en el invierno.
No hay árbol que el viento no haya sacudido.
Quien tiene miedo tiene desgracia.
Felicidad y cristal: ¡cuán fácilmente se quiebran!
No es bello lo que es caro, sino caro lo que es bello.
Sólo en la actividad desearás vivir cien años.
La tierra atrae tanto que los viejos caminan encorvados.